¿Con qué frecuencia debes hacer yoga para obtener máximos beneficios?
432
post-template-default,single,single-post,postid-432,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

¿Con qué frecuencia debes hacer yoga para obtener máximos beneficios?

El hashtag #YogaEveryDay tiene 5,7 millones de fotos adjuntas en Instagram. Algunas de ellos muestran a personas haciendo inversiones delante de lugares exóticos (Machu Picchu parece ser una opción popular), mientras que otros simplemente muestran a los practicantes en la pose de niño en sus estudios locales.

Pero si realmente planeas incluir la práctica del yoga en tu forma de vida, ¿cuánto yoga deberías hacer para poder cosechar tus objetivos?

Bueno, en realidad no hay una respuesta única para esa pregunta. Realmente, depende de lo que estés buscando obtener de tu práctica, ya sea un beneficio mental, físico  u otra cosa más fuerte. Pero según los profesionales, definitivamente hay aspectos positivos asociados con el movimiento #yogaeverydamnday (otra versión muy popular del hashtag con 16.1 millones de fotos).

“La práctica diaria de yoga definitivamente puede ayudar a tu estado de ánimo”, dice Kajuan Douglas, fundador de Merge New York, señalando estudios que citan el yoga como una ayuda para lidiar con la ansiedad y la depresión. 

“Además de ser más fuerte y más flexible, comenzarás a cambiar tu perspectiva de la vida. Ya sea en el plano espiritual, mental o emocional, el yoga diario puede ayudar a inculcar patrones o rutinas para el cuidado personal “.

La profesora de yoga con sede en Los Ángeles, Claire Grieve, también señala que con una práctica regular de yoga, “es probable que también te encuentres con una mayor energía natural y vitalidad, un mejor estado de ánimo y la capacidad de mantener la calma incluso mientras enfrentas los factores estresantes de la vida diaria”.

Si no puedes hacer tiempo para el mat todas las mañanas, al mediodía o por la noche, no tengas miedo: aquí te indicamos con qué frecuencia debes hacer yoga para mejorar cada área de tu vida.

¿Qué tan seguido podemos hacer yoga para calmar la mente?

El yoga para una mente más tranquila se puede hacer a diario y con la frecuencia que necesites. Se sugiere incluso una práctica de respiración simple de tres minutos llamada respiración cuadrada (sama vritti), o bien la respiración alternativa de la nariz (nadi shodhana). 

Todos pueden beneficiarse de una práctica de yoga restaurativa diaria, porque su naturaleza relajante ayuda a promover el alivio del estrés, la reducción de la ansiedad, un mejor sueño y emociones equilibradas. Ella sugiere probar poses como la postura del niño, la postura de la paloma, la postura de la diosa y las piernas en la pared, para obtener los mejores resultados por su cuenta.

Para algunos de nosotros, una práctica vigorosa de parada de manos puede ayudarnos a liberar la ansiedad. Para otros, la simple postura de un niño de 10 a 20 respiraciones puede ser la práctica adecuada para tí.

¿Qué tan seguido podemos hacer yoga para obtener más balance?

Cuando se trata de equilibrar, la frecuencia de tu práctica de yoga este es solo uno de los factores que entra en juego. “El equilibrio es una práctica diaria. Cambiará dependiendo de cómo duermas y de lo que hayas hecho durante el día ”, dice Douglas. La postura de montaña o Tadasana te ayudará a establecer los cimientos de cómo sentir el piso y las piernas.

Una vez que tengas eso, la mejor postura de equilibrio para probar tu estabilidad y construir equilibrio es la postura del águila porque trabaja los músculos sutiles e intrincados del cuerpo, y la unión de los brazos y las piernas desafía la mente. 

Entonces, integrar el yoga en tu vida de cualquier manera puede ayudar con el equilibrio.

¿Qué tan seguido hacer yoga para ser más flexibles?

Si deseas convertirte en un pretzel o lograr hacer la postura del ave del paraíso sin caerte, Douglas sugiere de tres a cinco clases por semana. Algunos de movimientos favoritos para aumentar la flexibilidad son las torsiones y las flexiones. 

Una ventaja adicional con este tipo de práctica, dice Grieve, es que probablemente también reducirá el dolor muscular y mejorará tu postura.

 

“Creo que la mayoría de las personas experimentan rigidez en las caderas y los isquiotibiales; estas son también las áreas que, si están tensas, a veces pueden causar dolor crónico, por lo que es muy importante mantenerse sueltas”, dice, haciendo un gesto con la mano reclinada hacia los dedos gordos del pie, practica la aguja, la paloma, la flexión hacia delante, la torsión sentada y la media luna invertida para estirar estas áreas.

¿Qué tan seguido hacer yoga para fortalecer los músculos?

Si deseas utilizar tu práctica de yoga para fortalecerte, se trata más del tipo de clase que estás tomando que de la frecuencia con la que practicas.

 “Céntrate más en clases basadas en la fuerza como power vinyasa o power yoga”, dice Douglas, y señala que las clases centradas en la parte física  “transformarán tu cuerpo”. Sugiere tomar estas clases tres veces a la semana y asegúrate de darle a tu cuerpo la cantidad adecuada de tiempo de descanso en el medio para permitir que se recupere de las prácticas vigorosas.

Si deseas probar una práctica de yoga para desarrollar la fuerza, Grieves sugiere mantener cada una de estas desafiantes poses de cuerpo completo durante uno o dos minutos cada una para obtener el máximo beneficio: guerrero I, guerrero III, postura del barco, chaturanga, y la postura de la silla.

Well & Good.

No Comments

Post A Comment